jueves, 2 de mayo de 2013

La realidad aumentada aplicada a BPM beneficia la eficacia de los procesos

La realidad aumentada aplicada a BPM beneficia la eficacia de los procesos


La realidad aumentada (AR - Augmented Reality) se refiere a un conjunto de dispositivos que añaden información virtual a la información física ya existente, es decir, nos permite mezclar imágenes virtuales con imágenes reales de forma que el usuario puede interactuar con el mundo real y objetos virtuales al mismo tiempo. Sin embargo, la realidad virtual sumerge al usuario en un entorno completamente artificial, sustituyendo la realidad física.  La realidad aumentada al sobreimprimir los datos informáticos al mundo real proporciona   que la información sobre el mundo real alrededor del usuario se convierta en interactiva y digital.

Las expectativas que está  generando la realidad aumentada  tanto para uso personal o profesional indican una revolución en la industria tecnológica ofreciendo posibilidades futuras sin límites.


En abril se entregaron ya las primeras Google Glass, unas gafas de realidad aumentada, controladas a través de comandos de voz o manualmente desde la patilla derecha, que suponen no sólo un centro de comunicación e información sino también un punto de acceso a material multimedia que ofrece muchas posibilidades en la ejecución de procesos.
La realidad aumentada en Google Glass se basa en  un sistema de proyección ubicado en la patilla derecha que envía la imagen directamente a la retina aprovechando la luz del entorno. En la patilla se incluye una CPU y una batería. Además, Google ha colocado una pequeña cámara frontal para realizar fotografías y vídeos (o detectar objetos con los que interactuar). También tiene altavoz y micrófono incorporado, con lo que será posible realizar llamadas por VoIP.

En la vida cotidiana, los usuarios podrán realizar acciones como seguir un mapa, grabar vídeo y hacer fotos, recibir información, comunicarse en videoconferencia, leer información de hora y temperatura, entre otras como leer el New York Times mediante alertas, actualizaciones de noticias y resúmenes de artículos en voz alta.

La aplicación de la realidad aumentada permite interactuar con un producto, mostrar un objeto en 3D proporcionando una comprensión más rápida e intuitiva, mostrar información sobre mapas, superponer datos visuales… y proporcionar interacciones novedosas aplicadas al comercio, la formación, la cultura, la medicina, la defensa, el turismo y el entretenimiento.

La realidad aumentada beneficia la adopción de BPM  (Business Process Management) en las organizaciones, al ofrecer una nueva interacción con los procesos. El usuario de BPM suele ver su lista de tareas desde un ordenador o un dispositivo móvil, lo que es un impedimento en algunos perfiles de empleados por su ubicación y actividad. Con un dispositivo como Google Glass cualquier empleado podrá tener acceso desde su puesto de trabajo con una interacción con manos libres.

Algunos fabricantes de BPM están proporcionando ideas de aplicación que ofrecen una mayor eficiencia en los procesos, por ejemplo: 
-         ProcessMaker comenta que uno de sus clientes, un gran fabricante de Asia, está realizando un piloto para permitir que los trabajadores de línea de fábrica puedan llevar a cabo la detección de defectos  y no conformidades en sus procesos de trabajo directamente utilizando Google Glass.  Así el trabajador de la fábrica con sus gafas de realidad aumentada realiza la inspección rutinaria de una placa de circuito impreso detectando una no conformidad, toma una foto, la adjunta a un formulario e inicia  el escalado apropiado, sin cambiar sus manos y sus ojos de la pieza en cuestión.
-          Software AG, presentó en la última feria CeBIT de Hannover, una solución para aplicar la realidad aumentada a los procesos industriales, solución denominada “Augmented Manufacturing” con cierto aire de videojuego.  Buscando como objetivo perfeccionar y hacer más eficientes los procesos de montaje en las fábricas.  Mientras el operador realiza el montaje, puede ver en una pantalla, que reproduce las piezas y herramientas que tiene delante, cuál es el siguiente paso que debe dar.  «Augmented Manufacturing» funciona con una cámara y una tableta que, desde el puesto de trabajo, recogen y envían información conectadas a un servidor. Todo el código de la aplicación es XML, para permitir de forma sencilla su modificación y adaptación a cualquier proceso de montaje. Actualmente la solución obliga al trabajador a presionar un botón para avanzar al siguiente paso, pero los planes de Software AG  pasan por conseguir que esta aplicación detecte automáticamente los movimientos del trabajador, avanzando o retrocediendo en el montaje en función de los errores que éste cometa. Software AG también aspira a integrar las Google Glass en la implementación de este producto. Siemens y Baasf ya trabajan con “Augmented Manufacturing”


Algunas aplicaciones en BPM:

-          Mantenimiento de las líneas de fábrica o sistemas, proporcionando por ejemplo etiquetas para mostrar las partes de un sistema para aclarar su funcionamiento
-          Ayudar al diagnóstico en la búsqueda de la solución a un problema,  incluyendo imágenes de los objetos ocultos de un sistema
-          Formación de los trabajadores durante las propias tareas
-          Ayudar en el ensamblaje mediante esquemas e instrucciones paso a paso
-          Asistencia en tareas minuciosas de la cadena de montaje
-          Ayudar en el diseño de productos al facilitar una visión espacial de los objetos
-          Mostrar el estado actual de métricas que indiquen la desviación o no del cumplimiento de objetivos
-          Simular antes de la toma de decisión
-          Apoyar en tareas complejas mediante la inserción de información adicional en el campo de visión
-          Reducir al mínimo la construcción de prototipos reales
-          Facilitar la colaboración de los participantes de un proceso mediante la funcionalidad de comunicación real y virtual.
-          Facilitar la toma de decisiones en una tarea al agregar y presentar la información más útil
-          Supervisar el trabajo que se está realizando para detectar posibles desviaciones o deficiencias y así alertar en el momento para corregirlo inmediatamente

La realidad aumentada puede hacer los procesos cada vez más eficientes y, a la vez, sencillos para quienes los realizan en un mundo en el que la rotación de puestos es cada vez más frecuente y los trabajadores necesitan formación rápida.  Dispositivos como Google Glass permite que los participantes de un proceso que por su puesto de trabajo no pueden utilizar un ordenador, un smartphone o una tableta digital, puedan obtener los beneficios de los sistemas informáticos sin desviarles de su trabajo y liberando sus manos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario